Un colegio a las afueras de Yamena (Chad)
Si no fuera sacerdote, sería profesor. Está convencido de que la educación es la respuesta a muchos de los problemas que padece la sociedad chadiana, especialmente las mujeres. Nos acercamos a la historia de este sacerdote que desde el colegio San Francisco Javier de Toukra está provocando un cambio de mentalidad.

 

ver el artículo entero aquí

 

Por: Javier Sánchez Salcedo – 03/04/2019

El sueño del padre Camille

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.